TOP 10: VENTAJAS DE SER UN MARGINADO

¡Hola gente de papel! Hoy traigo un Top 10 inspirado en el libro de Stephen Chbosky, Las Ventajas de ser un Marginado. La reseña que hice hace tiempo es bastante mala (menos mal que he mejorado con el tiempo), pero sabed que es un libro que me encantó. Trata sobre la vida de Charlie, un chico adolescente bastante peculiar que acaba de empezar el instituto. Está narrado en primera persona, pero de una manera muy especial. Los capítulos son cartas que Charlie le escribe a un desconocido contándole sus experiencias y sentimientos.

El TOP 10 son, literalmente, diez ventajas de ser un marginado. No va en todo antipático o degradante, son todo bromas. Espero que lo disfrutéis.

10. Es más fácil acordarse de los cumpleaños de tus amigos

Y es por una razón muy, muy sencilla. No tienes amigos. No hay cumpleaños de los que acordarse. Tan solo debes recordar el cumpleaños de tus padres y de tu amigo de la infancia del que nadie se libra.

9. Es fácil elegir entre dormir, estudiar y vida social

Esto me recuerda mucho a una imagen, en la que solo puedes elegir dos cosas. Para un marginado, no sería difícil.

8. No necesitas poner el móvil en silencio por las noches

No te preocupes por desvelarte por las noches al quedarte hablando por WhatsApp con un amigo tuyo: no tienes amigos que te manden mensajes. Buenas noches.

7. Conoces a mucha gente interesante

Si tuvieses amigos, no te molestarías a hablar con el conserje del instituto, la señora de la limpieza, el cocinero de la cafetería, la anciana que vive en tu calle….

6. Tardas menos en prepararte por las mañanas

Sin la presión que conlleva ser popular, no importa como te vistas. Además, nadie se va a fijar… Prepárate para ir a clase en chandal todos los días y hacer que se forme un nido de pájaros en tu cabeza de no peinarte.

5. Tienes más comida

¿Harto de que la gente te quite comida del almuerzo en el recreo? Deja de tener amigos y no tendrás ese problema. Lo malo es que podrías desarrollar obesidad, así anda con ojo. La salud es lo primero.

4. Ahorras más rápidamente

No tienes que comprar regalos a amigos, prestarles dinero, invitarles a comer…. Tu cartera agradecerá que seas un marginado, te lo aseguro.

3. No tienes que controlar tu mal genio

¿Qué mas da si le gritas a alguien? ¿Si hieres sus sentimientos? No son tus amigos (porque no tienes ninguno), así que no importa lo que piensen de ti.

2. No tienes que fingir que te importan sus problemas

A ver, quien no se ha tragado alguna vez una llamada de un amigo contándole el drama de que Fulanito le ha contado que no se qué sobre Fulanito ha hecho tal cual…. ¿Y a ti qué más te da? Tienes mejores cosas que hacer. Pues la gente que no tiene amigos, no pasa por esto.

1. Tienes mucho más tiempo para hacer maratones

No tienes vida social, así que puedes verte todas las películas de Harry Potter en un fin de semana y aún tener tiempo para estudiar, comer y poco más. Tampoco es que la gente sin amigos hagan muchas cosas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>