TOP 10 CITAS DE EL NOMBRE DEL VIENTO

¡Hola, gente de papel! Hoy, martes, os traigo un top 10 de citas literarias. Como hace muy poquito me he leído El Nombre del Viento y me ha encantado, quería subir una entrada sobre el libro al blog. ¿Qué pasa? Que he intentado reseñarlo, pero como hay tanto contenido y tando de qué hablar, creo que mejor hago una recopilación de citas para que os hagáis una idea de cómo es el libro. Así que vamos allá.

10

(…) Volveré a Imre esta misma noche y le prenderé fuego a su casa. Entonces, cuando usted salga corriendo por la puerta principal en camisa y gorro de dormir, lo mataré, lo cocinaré y me lo comeré.

9

(…) para entrar en la Universidad necesitabas dinero a inteligencia. Cuanto más tenías de una cosa, menos necesitabas de la otra.

8

(…) es como la vida misma –replicó ella–. Nos gustan las cosas dulces, pero necesitamos las amargas.

7

6

5 (CONTIENE SPOILERS)

En el último mes había librado a una mujer de un feroz incendio. Había invocado al fuego y al rayo para librarme de unos asesinos. Había matado a una bestia que podía ser un dragón o un demonio, dependiendo de tu punto de vista.

Pero allí, en esa habitación, fue la primera vez que me sentí de verdad como una especie de héroe. Si buscáis una razón que explique por qué me convertí en lo que me convertí, si buscáis un principio, ahí es donde debéis mirar.

4

Conoces a una muchacha tímida y sencilla. Si le dices que es hermosa, ella pensará que eres simpático, pero no te creerá. Sabe que esa belleza es obra de tu contemplación. Y a veces basta con eso. Pero existe una manera mejor de hacerlo. Le demuestras que es hermosa. Conviertes tus ojos en espejos, tus manos en plegarias cuando la acaricias. Es difícil, muy difícil, pero cuando ella se convence de que dices la verdad… de pronto la historia que ella se cuenta a sí misma cambia. Se transforma. Ya no la ven hermosa. Es hermosa, y la ven.

3

Como esas niñitas tontas de los cuentos (…). Siempre las odié. Me preguntaba: ¿Por qué no arroja a la bruja por la ventana? ¿Por qué no envenena la comida del ogro? (…) ¿Por qué se queda quieta esperando que la salven? ¿Por qué no hace ella algo para salvarse?

2

He robado princesas a reyes agónicos. Incendié al ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que la mayoría no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos.

Me llamo Kvothe. Quizá hayas oído hablar de mí.

1

Las palabras son pálidas sombras de nombre olvidados. Los nombres tienen poder, y las palabras también. Las palabras pueden hacer prender el fuego en la mente de los hombres. Las palabras pueden arrancarle lágrimas a los corazones más duros. Existen siete palabras que harán que una persona te ame. Existen diez palabras que minarán la más poderosa voluntad de un hombre. Pero una palabra no es más que la representación de un fuego. Un nombre es el fuego en sí.

Quiero decir que, si tenéis el libro y lo habéis leído, que sepáis que me encantó la página número 293. No la pongo aquí porque no voy a copiarla entera, pero de verdad que me encantó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>